LIBRO DEL EDIFICIO

 

El llamado Libro del Edificio es la documentación de la obra ejecutada, de acuerdo con el artículo 7 de la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación.

  • Esta documentación debe constar como mínimo de lo siguiente:
  • Proyecto básico y de ejecución.
  • Modificaciones de proyecto aprobadas.
  • Relación donde se identifiquen los agentes intervinientes en el proceso de edificación.
  • Instrucciones de uso y mantenimiento del conjunto del edificio
  • Acta de recepción
En Alkidia se elaboran libros de edificios

Este conjunto de documentos debe ser entregado por el promotor de la obra al propietario antes de la entrega del edificio.

Es el artículo 16 de la Ley mencionada líneas arriba el que obliga a los propietarios del edificio textualmente a “recibir, conservar y transmitir la documentación de la obra ejecutada”, es decir, una vez recibido el Libro del Edificio, los propietarios habrán de conservarlo correctamente, así como transmitírselo a futuros propietarios en caso de que el edificio sea sometido a operaciones de compra-venta.

Por otro lado, el Código Técnico de la Edificación, en su artículo 8.1.2, establece que el Libro del Edificio habrá de contener, además, lo siguiente:

  • Documentación de suministros de equipos, sistemas y productos utilizados en la obra, que comprenden:

    – Etiquetado, documentación de origen y hoja de suministro.

    – Garantía certificada del producto, equipo o sistema, la cual debe ser firmada por el fabricante.

    – Marcado CE

    – Documentación de conformidad o autorizaciones administrativas

  • Documentación relativa a controles de recepción de dichos equipos, sistemas y productos, lo cual comprende:- Distintivos de calidad- Documentos de evaluación técnica de idoneidad, en el caso de productos, sistemas o equipos innovadores
  • Documentación de controles mediante ensayos

Y es el artículo 8.1.3 el que establece que, además de todo lo mencionado, el Libro del Edificio deberá contener también un plan de mantenimiento  en el que se especifiquen las operaciones o tareas programadas que se deban llevar a cabo para el mantenimiento de la edificación.

En el caso de tener que alcanzar la edad para hacer la ITE el libro del edificio es de mucha utilidad para poder controlar el mantenimiento realizado a lo largo de su vida útil.