PROYECTO DE REHABILITACIÓN ENERGÉTICA

 

El ahorro de energía en los edificios cada vez es más necesario. En España, el consumo de energía en las viviendas supone un 20% de la energía total consumida, por lo que es evidente que habrá que tomar medidas lo antes posible.

Las ventajas que el ahorro energético trae consigo son múltiples y por muy diversos motivos, pero principalmente dos: supone un considerable ahorro económico en las familias y, lo que es más importante, las emisiones de CO2 a la atmósfera se reducen, y por consiguiente mejoramos nuestra calidad de vida, la de nuestros hijos, la de nuestros nietos, la de nuestro bisnietos, y así sucesivamente.

Por otro lado, a la hora de vender un inmueble o de solicitar ayudas a la administración para hacer obras, cada vez hay más exigencias en materia energética, y la rehabilitación energética de edificios cada vez se hace más necesaria.

La rehabilitación energética comprende desde la rehabilitación de fachadas y cubiertas, desde el punto de vista del aislamiento térmico, hasta la renovación de las instalaciones térmicas con energías renovables (energía solar, biomasa, etcétera), para otro tipo de proyectos de rehabilitación consulte nuestra pagina especifica.

Debido a la importancia de renovar nuestras instalaciones y sustituirlas por energías renovables, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo; tiene en marcha un programa de ayudas para los propietarios que quieran rehabilitar sus edificios.

Ayudas a la rehabilitación energética de edificios

 

Estas ayudas están destinadas a edificios de uso residencial, es decir, hoteles y, por supuesto, viviendas. Las obras objeto de estas subvenciones deberán consistir en alguno/s de los siguientes casos:

  • Mejorar la eficiencia energética de la envolvente del edificio.
  • Mejorar la eficiencia energética de las instalaciones (de iluminación y térmicas).
  • Sustituir la energía convencional por biomasa, para las instalaciones térmicas.
  • Sustituir la energía convencional por la energía geotérmica, también para las instalaciones térmicas.

Además, para acceder a la ayuda, deberá comprobarse que los trabajos realizados aumentarán al menos un nivel (A, B, C, D, E, F, G) en la escala de emisiones de dióxido de carbono, respecto a la calificación actual (para informarse sobre esta escala, le recomendamos que consulte nuestra sección de certificados energéticos).

Proyecto de instalación de energías renovables

Preguntas frecuentes

 

¿Hasta cuándo se pueden pedir las ayudas?

Las ayudas a la rehabilitación energética se pueden solicitar hasta el 30 de octubre de 2.015.

¿Cómo se pueden pedir?

Se pedirán por medio de la plataforma online dispuesta por el propio instituto, a la cual se puede acceder desde aquí.

¿Qué es la envolvente térmica de un edificio?

La envolvente térmica de un edificio es su “piel”, es decir, las capas que protegen a sus usuarios de la intemperie, como son los cerramientos de fachada, las cubiertas, los muros de sótano, etcétera.

¿Cómo se mejora la eficiencia energética de la envolvente?

La eficiencia energética de la envolvente se puede mejorar de numerosas maneras. La principal de ellas es reforzando el aislamiento térmico existente.

En la mayoría del parque inmobiliario español, en los edificios construidos en la década de los 70 y anteriores, el aislamiento térmico no se consideraba necesario en las normativas de la época. La primera norma que regulaba el confort térmico corresponde al año 1.979.

Por ello, no es difícil encontrarse edificios en los que ni su fachada ni su cubierta estén aislados, y es esa la medida principal de mejora de la eficiencia energética.

No obstante, otra medida de mejora muy significativa se centra en los huecos exteriores, es decir, en las ventanas, lucernarios, tragaluces, puertas de terrazas, etcétera. En estos elementos, si tenemos un vidrio simple con un bajo espesor, estaremos desperdiciando mucha energía, por lo que se recomienda que se sustituyan por otros vidrios con menor transmitancia. Y al igual que ocurre con el vidrio, el material de que esté heca la carpintería también influirá.

Estas son las dos principales medidas de mejora de la eficiencia energética en la envolvente de un edificio.

¿Cómo se mejora la eficiencia energética de las instalaciones?

La eficiencia energética de las instalaciones se mejorará principalmente utilizando energías renovables, como son la energía solar térmica, la energía solar fotovoltaica, y muchas más.

Las instalaciones que mayor consumo energético conllevan son las instalaciones térmicas, de ahí que mediante las ayudas a la rehabilitación se esté fomentando la implantación de dos energías renovables que aún no son tan populares como las mencionadas, y son la biomasa y la geotérmica.